¿Cómo hacer hormigón?

como-hacer-hormigon

El hormigón es un material de gran resistencia a la compresión muy utilizado en la construcción. Está formado por la mezcla de aglomerantes (entre los más utilizados cemento y mortero), agregados áridos (como piedras y arena) y agua.

Actualmente es uno de los materiales más utilizados en la gran mayoría de grandes construcciones de ingeniería civil (puentes, estadios, túneles, presas, pavimentos, sistemas de alcantarillado, carreteras, etc.), en construcción de grandes edificios y pequeñas edificaciones, etc.

Una de sus principales características además de su gran versatilidad ofreciendo diferentes usos y acabados, es su resistencia a la presión y la gran facultad de aguantar a tracción mediante armados o tensados.

Al tratarse de un material compacto, inerte y nada poroso, no requiere de mantenimiento no llegando a perder sus propiedades con el paso del tiempo.

Comparado con otros materiales como el acero, el hormigón es un material de construcción mucho más asequible. Las paredes y soleras fabricadas con hormigón retienen mucho mejor la temperaturas lo que supone un importante ahorro en la factura energética.

Materiales para hacer hormigón

Entre los principales materiales para hacer hormigón a nivel profesional, en obras de gran envergadura como pavimentos, edificios, etc., destaca el camión hormigonera o cisterna giratoria, que sirve para mezclar de manera homogénea elevadas cantidades de grava, agua, cemento, arena.

Para hacer hormigón en casa y dependiendo de la cantidad a necesitar, puede utilizarse la llamada hormigonera o mezcladora cuya función es sustituir el amasado manual en el que tan solo es precisa una carretilla, un cubo para verter componentes y alguna herramienta como paleta o espátula para remover la mezcla.

Los principales componentes del hormigón son:

  • Aglomerados, entre los más utilizados cemento y mortero
  • Granos sintéticos
  • Agregados áridos fino como la arena
  • Agregado grueso como la grava o piedra
  • Agua
  • Aire aprisionado

Es muy importante conocer la dosis a mezclar para conseguir un hormigón de excelentes características:

  • 1 parte de cemento
  • 3 partes de arena
  • 4 partes de grava
  • 0,5 partes de agua

Dependiendo de las proporciones utilizadas variará la resistencia, durabilidad y manejo de la mezcla. Cuanta más agua se añada a la mezcla más manejable será el hormigón obtenido, pero de menor resistencia.

En función de la finalidad podrá optarse por una mezcla más y compacta dura  por ejemplo para tapar agujeros; o bien una mezcla algo más fluida.

Hacer hormigón: paso a paso

La arena es uno de los componentes que más influye en las propiedades del hormigón, siendo la mejor arena a utilizar las lavadas con agua dulce.

Es importante que el agua a utilizar en la preparación del hormigón esté libre de impurezas, ya que la suciedad que presenta el agua no solo puede afectar al tiempo de fraguado y resistencia, sino que puede llegar a provocar eflorescencia, menor durabilidad, manchas blanquecinas, inestabilidad de volumen, etc.

Elaborar hormigón no es complicado pero requiere unos ciertos conocimientos y experiencia, siendo muy importante conocer y seguir la técnica paso a paso:

  • En primer lugar verter el cemento, arena y grava en el recipiente; mezclar y remover con una paleta o bien con la hormigonera, hasta que todo haya cogido un color grisáceo.
  • Añadir el agua a la mezcla poco a poco, de este modo a medida que se vayan entremezclando los componentes podrá verse la consistencia que va alcanzando el hormigón.

La grava o piedra añadida, brindan al cemento una mayor o menor densidad, de ahí que el producto final dependa del tipo y grosor del agregado empleado.

Dependiendo del tipo de construcción a realizar y cargas a soportar la estructura podemos encontrar:

  • Hormigón liviano: Este tipo de hormigón es muy utilizado en la nivelación de azoteas, construir tabiques no estructurales, contrapisos, cañerías.
  • Hormigón normal: Forma parte de estructuras armadas que sujetan la obra ya sea en cimientos, pilares, pavimentos. También es utilizado como elemento decorativo.
  • Hormigón pesado: A este tipo de hormigón se le agregan aditivos más densos haciendo que su composición supere los 3000 Kg/cm3. Todo esto lo hace muy útil para el blindaje de estructuras, como contrapesos para puentes, etc.

El hormigón es un material de construcción de bajo coste económico comparado con otros materiales con gran capacidad de adaptación, pudiéndose utilizar en suelos de hormigón pulido cuando se trata de hormigón fino, o en cimentaciones y pilares cuando el hormigón obtenido es un tanto más tosco.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.